Rinoplastia

En el Hospital HM Sanchinarro, la primera consulta informativa es gratuita y en ella te explicaremos la técnica e indicaciones del tratamiento.

¿Cuándo está indicada la Rinosetoplastia?

La rinoseptoplastia puede reducir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta, estrechar la anchura de las alas, o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. Este tipo de intervención puede también ayudar a corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales y algunos problemas respiratorios.

No existe un tipo universal de rinoseptoplastia que cubra las necesidades de cada paciente. Es diseñada de forma individual dependiendo de las necesidades de cada uno. Puede realizarse también cirugía nasal interna al mismo tiempo para mejorar la respiración.


¿Hay riesgos en una Rinoplastia?

Cualquier procedimiento quirúrgico entraña un riesgo inherente. La decisión individual de someterse a una rinoplastia se basa en la comparación del riesgo con el beneficio potencial.

A diferencia de lo que puede parecer, la intervención de rinoplastia es un procedimiento extremadamente complejo técnicamente que no consiste en simplemente « limar un poco el dorso ».

El problema más frecuente que puede ocurrir tras una rinoplastia es que el resultado no sea el esperado y que sea necesario realizar un retoque o revisión de la intervención. Si la rinoplastia se realizó empleando técnicas modernas, lo más frecuente es que estos retoques sean relativamente sencillos de llevar a cabo y se pueden realizar con anestesia local, de modo ambulante y sin prácticamente periodo de convalecencia.

Cuando la intervención de rinoplastia inicial no fue ejecutada de modo idóneo, la reintervención es más compleja, considerándose entonces una rinoplastia secundaria que suele requerir anestesia general y la utilización de injertos de cartílago.

Otros riesgos que pueden ocurrir tras una rinoplastia son sangrado, infección, mala cicatrización y problemas respiratorios. Todos ellos poco frecuentes y que se pueden resolver mediante revisiones quirúrgicas.


Primera Consulta Informativa Gratuita

En el Hospital HM Sanchinarro, la primera consulta informativa es gratuita y la realiza un miembro del equipo del Dr. Casado. En esta consulta, le explicarán al paciente la técnica e indicaciones del tratamiento sobre el que realice la consulta.

Una vez realizada la consulta informativa, el paciente tendrá la consulta diagnóstica, en la cual se le explicará de una forma detallada e individualizada la técnica que vaya a ser empleada y le realizará un estudio fotográfico para poder resolver todas las cuestiones y dudas.


Ingreso en una Intervención de Nariz

La cirugía de rinoplastia se realiza en el Hospital Universitario HM Sanchinarro y requiere una noche de ingreso.


Preoperatorio Cirugía de Rinoplastia

Antes de someterse a una cirugía de rinoplastia los pacientes deben realizarse unas pruebas simples previas a la operación para su mayor seguridad. Estas pruebas consisten en una analítica de sangre con coagulación y un electrocardiograma.


Postoperatorio de una Operación de Nariz

Tras una intervención de rinoplastia el paciente tendrá un taponamiento nasal y una férula externa de escayola. El taponamiento será retirado dos días después de la cirugía y la escayola 7-10 días después de la misma, ambos en la consulta. Tras la retirada de la escayola los pacientes deberán llevar unos discretos esparadrapos en la nariz para controlar la inflamación durante unos días y posteriormente solamente durante la noche.

El cirujano les explicará la correcta colocación de los mismos así como las pautas para darse un pequeño masaje en la zona de la nariz a fin de acelerar el proceso de recuperación.

El paciente podrá podrá caminar y hacer vida relativamente normal desde el día siguiente de la intervención evitando la realización de ejercicio físico, estando normalmente recuperado unas tres semanas después de la misma.

Las incisiones pueden realizarse por dentro de la nariz o disimuladas en lugares poco visibles según se realice una rinoseptoplastia abierta o cerrada. En cualquier caso la técnica de sutura empleada por el Dr. Casado y su equipo aseguran unas cicatrices imperceptibles.

En aquellos casos en los que además exista insuficiencia respiratoria nasal, puede ser necesario modificar la forma del tabique y los cornetes para mejorar la respiración, asociándose una septoplastia o turbinoplastia a la cirugía de la nariz.


Rinoplastia Secundaria

Una rinoplastia ejecutada de modo inadecuado a menudo acarrea una infinidad de estigmas y problemas morfológicos que no sólo afectan de un modo decisivo a la estética, sino que muchas veces provocan alteraciones funcionales importantes que dificultan la respiración. Algunos estigmas típicos son las deformidades en pinch nose, short nose, “V” invertida y supratip, el notching o retracción alar, la nariz en “silla de montar” y la nariz desviada.

Es importante emplear técnicas sofisticadas tanto en el tabique (septoplastia) como en la nariz para corregir dichos problemas, que a menudo cursan con la formación de una importante retracción cicatricial. Es necesario dotar a la nariz de una buena estructura cartilaginosa, por lo que a menudo es necesario utilizar cartílago de las orejas o la costilla del paciente para obtener buenos resultados.

To Top